¡El poder de los lácteos!

Los productos lácteos nos ayudan a fortalecer nuestros huesos. Por eso, los lácteos son ideales para los atletas y los deportistas amateurs, que quieren mejorar su musculatura, acelerar la recuperación y rehidratarte eficazmente.

Leche y rehidratación

Existe un interés creciente en el uso de la leche como bebida de rehidratación. La leche contiene naturalmente agua, carbohidratos y electrolitos. Un estudio reciente encontró que consumir leche después de realizar ejercicio puede contribuir a una rehidratación más eficaz que el agua o las bebidas deportivas.Los investigadores concluyeron que es probable que el contenido elevado de electrolitos de la leche ayude a restablecer el equilibrio del cuerpo después del ejercicio.

La leche acelera la recuperación

Los productos lácteos como la leche y el yogur son alimentos útiles para la recuperación después del ejercicio porque contienen carbohidratos y proteínas. Los estudios han demostrado que la leche con chocolate puede ser tan buena o mejor que las bebidas deportivas para ayudar a los atletas a recuperarse de un ejercicio extenuante.

La leche ayuda a construir masa muscular

Los estudios han demostrado que la proteína de los alimentos lácteos puede ayudar a construir y mantener el músculo. La leche contiene alrededor del 3,5% de proteína constituida por caseína (80%) y suero (20%). La proteína de suero tiene una alta concentración de leucina. Se ha demostrado que la leucina estimula específicamente la construcción de nuevas proteínas musculares y que la proteína láctea estimula directamente el desarrollo muscular.